Ayuno por ti
Ayuno por ti
 

Peticiones

Es importante recibir peticiones para que el grupo pueda tenerlas presente cada miércoles. Toda petición es importante, pero Ayuno Xi se quiere hacer cargo especialmente de las más complejas, en las que ya casi sólo queda abandonarse a la voluntad de Dios.

 

Hay ya plataformas para peticiones varias como exámenes, dudas de fe, tristeza o enfermedad menores, como puede ser www.mayfeelings.com, pero nosotros vamos a movilizar todo un grupo de personas rezando y ayunando por la misma intención y teniéndola presente en cada momento del día y ofreciendo el rosario lentamente rezado para pedir a nuestro padre del Cielo que nos escuche con respecto a esa intención.

 

Las peticiones se pueden solicitar en el apartado correspondiente (www.ayunoporti.es/contacto-y-peticiones) o por medio de nuestro correo ayunoporti@gmail.com

 

CARACTERÍSTICAS

 

Cada miércoles se reza siempre por el Papa y los sacerdotes, así como por la paz en el mundo y las intenciones de Nuestra Madre la Virgen María. Además, se añaden las peticiones que nos llegan. Si hay muchas parecidas (ej. crisis matrimoniales o conversiones de familiares) se van agrupando, de lo contrario, no alcanzaríamos las cientos que tenemos. 

 

Unos días antes se informa a todos los ayunadores de las peticiones del miércoles siguiente y también a los que solicitaron las peticiones para que puedan ellos también unirse al ayuno y la oración todo lo posible. Para esto es muy importante dejar un correo elcetrónico valido.

 

MUY IMPORTANTE: 

 

La gracia de Dios no se compra. Para que nos mire y nos alcance su favor es preciso tener fe de hijo. Esto implica que hacer peticiones para que otros recen en lugar del interesado, NUNCA funcionaría (ver consejos para peticiones).

 

Por esta razón pedimos que quien solicite la petición se una a nosotros con lo que pueda. Lo ideal sería en ayuno y oración, ofreciendo la Santa Misa de ese día. De no poderse, por lo menos con el rezo del rosario. Pues es importante poner cada uno lo suyo y no delegar con facilidad el esfuerzo de la oración.  

 

Tampoco tiene sentido pedirle a Dios algo que no es bueno en sí, ni aquello que es importante para nosotros, pero que sabemos que no nos hace bien. No podemos rezar por ejemplo "para que el hijo de alquien deje a su novia" y tampoco tiene mucho sentido rezar "para que cambie de compañias un hijo". En estos casos es mejor dirigirse siempre a lo principal y pedir por la conversión, la docilidad del corazón o la sanación del espíritu, pues Dios no puede violentar nuestra libertad y es preciso poner los medios adecuados. Sin embargo, siempre podemos pedir fuerzas para llevar la cruz y estar fuertes en la fe, así como pedir un crecimiento en la misma.

 

Dios a veces no responde a nuestras peticiones porque:

 

  1) Espera que crezca nuestro deseo;

  2) Estimula nuestra confianza en él;

  3) Quiere que nuestro gozo sea grande después;

  4) Quiere dejar claro que es él quien lo ha hecho.

 

Hay que recordar que si Dios sabe que no es bueno para nosotros, no nos lo concederá, por lo que hay cosas que es inútil pedir, y hay que cuidar si lo que pedimos es realmente bueno y para nuestro bien.

 

Finalmente, hay males que lo son para nosotros, pero que Dios en su infinita sabiduría, sabe que nos traerán mucho más beneficio, aunque sea con dolor.

¡Cuánto amor y oración pueden desencadenar esas situaciones!

 

Nosotros juzgamos el mal por cómo nos impacta sensiblemente, pero Dios lo ve desde la santidad que nos trae. Él mira nuestra santidad antes que nuestra salud, antes que nuestra comodidad e incluso antes que nuestra felicidad en la tierra. Por eso la fecundidad de la Iglesia se ha manifestado principalmente con el martirio, abrazando a la cruz, dando la vida y mediante el testimonio de llevar el dolor con alegría. Así que, pidámoslo todo, pero siempre abiertos a respetar la voluntad de Dios más que la nuestra, pues en ella estará escondida nuestra felicidad auténtica.

 

"Ayuno por ti"

"En cuanto a esta clase de demonios, no se les puede expulsar, sino por medio de la oración y el ayuno"

(Mt 17, 21)

Para ser ayunador esríbenos a ayunoporti@gmail.com o pincha aquí:

Para hacer una petición:

CONSULTA A SACERDOTE

Si necesitas ayuda o consejo, puedes escribir a un sacerdote católico que tratará de ayudarte y aconsejarete lo mejor posible.

VISITAS:

ENLACES INTERESANTES

Síguenos en Fecebook:

Recomiéndanos en las redes:

Comparte nuestra web. ¡Nos ayudarás mucho!